Preaload Image

Seguro no me ama

-Viste cuando el hombre que te gusta, se lleva a la casa a una piba 10 o 20 años menor que vos?
-No, no lo vi – respondo, y continúo- Vos… si?
– Ay si! Y viste…?
– No, no lo vi. Y vos… qué sentiste? – Intento cambiar el foco perceptivo, del ver al sentir, del espectador a la vivencia, de quien mira a quien siente.
– Eso – responde.

Titubea con la cabeza, suspira, anuda sus manos. Muerde el labio inferior con los incisivos. Mira al piso. Silencio. De pronto, alza la mirada encendida, brillante y se vuelve a apagar. “Bien, hay conexión!” pienso. Sostengo el silencio por un instante más. Vuelve a brillar y antes de que se vuelva a apagar pregunto – “¿Qué? ¿Qué pasó? ¿Qué cambio?” .-

Comienza así un derrotero terapéutico, cotidiano, habitual en mi praxis. En este camino, a X le empiezan a pasar cosas, sensaciones, recuerdos, pensamientos … Algo va cambiando en la manera de percibir… a sí misma, a sus eventos, a sus imágenes… que pronto dejan de ser suyas para ser soltadas en un campo cuántico que las continúa transformando, mientras ella lo permita.
Vuelvo a preguntar… “Y? ¿Cómo vas? ¿Qué va pasando? ¿Qué vas sintiendo?”. Se ríe, llora, sonríe. “No lo entiendo, como que me cambiaron las imágenes del recuerdo. Pero esta bueno, entiendo que no me lo hizo a mi. Entiendo que se sintió avergonzado por que yo esté ahí y vea que tiene sexo con una piba de 20… Qué bueno que no me involucré con él.”

Aparece también el relato en primera persona… lo que pasó, le pasó, pero no lo apropió. En su discurso había una huella comienza hablando en segunda persona del singular “Viste cuando el hombre que te gusta….” cambió a su experiencia, su propia responsabilidad, su vida vivida: “no me lo hizo a mí” ”Qué bueno que no me involucré con él.”

Esto alivia el malestar, permite que piense con claridad, permite que se vea y se sienta a si misma… Y así tomar mejores decisiones, funcionales a su vida, a lo que ella quiere, elige para sí misma y la acerca a la felicidad.-

X ya está entrenada, esta es la cuarta sesión. Cuando llegó, tenía la convicción de que no merecía ser amada, que a sus “casi cuarenta”, como se define, “no estaba apta o no tenía ganas de una relación amorosa”. Su historia la había llevado a esa conclusión. Traumas tempranos de abandono, violencia sexual, física y verbal intrafamiliar, antecedentes de trastornos severos de ansiedad, episodios psicóticos, etcéteras la arrojaron en ese puerto seguro. Digo, seguro, porque con su aprendizaje acerca de lo que es el amor, es mas seguro no ser amada. En su manual libidinal, el amor de pareja es agresivo, violento, irrespetuoso, Quien dijo haberla amado, la lastimó. Entonces… es seguro no ser amada. En su esfera cognitiva hubo una transformación … “Seguro no me ama” frase que podemos interpretar en varios sentidos, y en X, cada sentido se sentía en una parte del cuerpo de una manera particular y diferente.

  • “Seguro, no me ama” = Refería a la comprensión de que quien ama no daña. entonces, si hace daño, estaba segura de que eso no era amor. Esta frase resonaba en los músculos del cuello, cierta rigidez del esternocleidomastoideo, un movimiento lateral de la cabeza, mínimo, pero notable. Los pies firmes, apoyados, las piernas en 90 grados.

  • “Seguro no, me ama” = Tensión defensiva en antebrazos y manos, abría mínimamente los brazos como el reflejo de caída, como si fuera a frenar algo que raudamente se acerca a ella de frente. Abría los ojos, y sus pupilas se contraen. La interpretación, “No es seguro, es peligroso, porque efectivamente me ama”.-


  • “Seguro no me ama” = se relaja la mandíbula y la cadera, sonríe, afloja los hombros y pasa de una postura defensiva a una alerta relajado. Las piernas también, se relajan, los pies se apoyan más de lado, separa un poquito las rodillas. abre las manos, afloja los dedos. La interpretación “Estoy segura de que esta persona no me ama, no me va a amar, entonces estoy segura en un vínculo con él/ ella”.

En esta cuarta sesión abrimos y hablamos de las tres interpretaciones, llevamos conciencia a sentir su cuerpo, a percibir esas mínimas señales de alarma, y la interpretación que daba a esa creencia.
La próxima sesión, seguiremos trabajando soltar esta creencia, transformarla hacia algo que para ella sea útil, beneficioso, adecuado y amoroso-cuidadoso.

Lic. en Psicología Sanar desde el amor, el disfrute, la alegría, soltar el sufrimiento Resolución de trauma psíquico y sus secuelas. Abordaje somatosensorial (del cuerpo a la mente) Experiencia Somática + EMDR + Master Harmonic Resonance Technic (MHRT) + psicoterapia zen + gestalt therapy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *